Inicio » Actualidad » El PSOE, Podemos y MÉS prohíben ahora cazar en casi toda Palma

El PSOE, Podemos y MÉS prohíben ahora cazar en casi toda Palma

Tras cargar contra la Iglesia, el castellano y contra los toros, el PSOE de Palma ha puesto en el punto de mira la caza. Por primera vez, sólo se podrá cazar en los cotos privados y no en las denominadas zonas libres.

El tripartito de Palma, formado por el PSOE, la coalición econacionalista MÉS y la marca blanca de Podemos, Som Palma, ha decidido que durante esta temporada, la caza únicamente podrá realizarse en los cotos privados ubicados en la ciudad, quedando excluídos, por primera vez, de esta práctica los llamados “terrenos libres”.

La decisión del consistorio palmesano ha caído como una tromba de agua fría sobre los cazadores. Además, el PP denuncia que esta prohibición es “un nuevo ejemplo del sectarismo” del actual equipo de gobierno. Cabe recordar que el municipio está regido en la actualidad por el socialista José Hita. En la oposición se encuentran el PP y Ciudadanos.

La líder del PP en el Ayuntamiento, Margalida Durán, explica que esta restricción, que “de manera arbitraria ha impuesto el equipo de Hila, afecta a un 80 por ciento de cazadores de Palma, que no disponen de coto privado y se han quedado sin un espacio adecuado para ejercer esta actividad”.

Soler insta al alcalde “a que dé solución al problema que su propio gobierno ha creado para que esta situación no desemboque en males mayores como la caza furtiva”.

Los populares han realizado ya una ronda de contactos con diferentes representantes del sector de la caza de Palma y de Baleares para abordar esta problemática, y anuncian que presentarán iniciativas tanto en el Ajuntamiento como en el Consell de Mallorca que permitan “dar una solución al conflicto, de forma consensuada, estable en el tiempo y por encima de aspectos ideológicos”.

El PP considera que la ciudad debe adherirse al Plan Marco de Caza, como el resto de municipios, o garantizar que haya zonas específicas para quienes no puedan costearse un coto privado. “Es de justicia que todos los cazadores cuenten con las mismas facilidades sin que los aspectos económicos se conviertan en un impedimento”, señala.

Cabe recordar que a esta prohibición se suma a la ‘censura’ a la que someten a la Religión, cuyos profesores sólo podrán dar una hora de clase a la semana y no podrán impartir otras materias.

Además, el tripartito balear, que preside la socialista Francina Armengol, tiene la intención de prohibir los toros. Hasta el momento, ya ha puesto en marcha dos iniciativas contra la Fiesta en el Archipiélago, una ya aprobada el pasado febrero y otra que todavía está en trámite parlamentario y que se validaría el próximo otoño.

Hace un año, Palma fue declarada ciudad antitaurina, y posteriormente, la Cámara autonómica aprobó una proposición no de ley relativa a la prohibición de los espectáculos taurinos en todas sus formas y a la supresión de cualquier ayuda pública para estos eventos. La moción contó con los votos a favor del PSOE, MÉS y Podemos.

Asimismo, el tripartito está imprimiendo su sello en el ámbito lingüístico, con la discriminación del castellano en favor del catalán. Así, ha vuelto la inmersión lingüística a los centros educativos, y el castellano está “desapareciendo” del Consistorio. El programa oficial de las fiestas del patrón de la ciudad, San Sebastián, que se conmemora cada 20 de enero, se ha editado este año sólo en catalán, único idioma en el que también se emiten en este mandato los comunicados de prensa. Y esto ocurre ahora. A mediados de 2017 un ‘pancatalanista radical’ gobernará Palma gracias al PSOE.

La Gaceta